¡Colabora donando y participa en sorteos!

¡Ayuda a Morato, por favor!

e0479d56-6ff8-41e0-9d20-b0dd7dbf19dc IMG_0658 unnamed unnamed-1

Morato es un perro muy cariñoso al que adoptamos en marzo y que ha sido envenenado. ¡Necesitamos ayuda para salvarle!

Promovido por: AndreayJon

AndreayJon

16 donativos recibidos

385€ recaudados de 2000€

Finalizado
el día 13/10/2019

¡Hola! Somos Andrea y Jon, una pareja de Barcelona que hace 6 meses adoptó a Morato, un westie muy feliz, cariñoso y bueno.

Hemos hecho este crowdfunding porque necesitamos ayuda: Morato lleva desde el martes 27 de agosto ingresado en  la UVI del hospital veterinario, con muchas pruebas y medicación diarias. Él está luchando muchísimo para salir adelante, pero necesita ayuda hospitalaria y es cara.

Os contamos lo que pasó y cuál es su estado actual:

La noche del 26 al 27 de agosto veíamos a Morato un poco raro, y el martes 27 le llevamos al hospital veterinario, puesto que no podía caminar ni beber ni comer, le salía sangre del culete y no paraba de vomitar.

En el hospital nos dijeron que tenía que quedarse ingresado mientras le hacían pruebas para saber qué le pasaba, y a la mañana siguiente nos llamaron para decirnos que fuéramos inmediatamente al hospital, puesto que tenían los resultados de las pruebas y Morato estaba a punto de morir. Al llegar al hospital nos dijeron que Morato podía entrar en parada cardiorrespiratoria en cualquier momento, y que fuéramos a despedirnos porque entraba a quirófano y era muy posible que muriera en la mesa de operaciones.

Morato sobrevivió a la operación, en la que le abrieron para ver el estado de sus órganos, pero estaba muy débil, tenía mucho dolor y seguía en estado muy muy crítico. Nos dijeron que tenía el estómago, el hígado, el páncreas y los riñones muy mal, y que en cualquier momento algunos de esos órganos podían dejar de funcionar. Sus posibilidades de sobrevivir eran prácticamente inexistentes.

Morato se quedó ingresado en la UVI, con un monitor de signos vitales que controlaba sus constantes, y con calmantes para el dolor, además de suero. Nos tuvimos que despedir de él y esperar a que no nos llamaran esa noche (si nos llamaban es que algo malo había pasado).

El jueves 30 las pruebas de Morato eran un pelín mejor. Ni siquiera los veterinarios se lo explican, pero logró sobrevivir el día anterior. Ya no necesitaba el monitor para controlar sus signos vitales y según los resultados tenía los riñones casi inservibles, al igual que el páncreas, el estómago y el hígado. Seguía vomitando y sacando sangre del culete y con una sonda para hacer pis, pero había sobrevivido al día anterior y por las pruebas parecía que quería luchar. 

Estuvimos hablando largo y tendido sobre qué podía haberle hecho eso a Morato, y la respuesta llegó al momento: debe haber comido algo tóxico. ¿En casa? No, pero en la ciudad en la que vivimos ha habido casos de perros envenenados. La veterinaria nos dijo que no podían confirmarlo con pruebas, puesto que es muy complicado (y casi siempre imposible) determinar la causa, pero por la rapidez y la virulencia, sin duda fue un tóxico. 

Morato siguió ingresado en la UVI del hospital, en estado muy muy crítico pero con mejores posibilidades de sobrevivir: ya no había riesgo de parada cardiorrespiratoria.

El viernes 30 los análisis de Morato salieron un pelín mejor que el día anterior, por lo que seguía con un avance positivo pero aún en riesgo. Le sacaron de su jaula de la UVI para caminar un poco, pero a los pocos segundos tuvieron que llevarle de vuelta por lo cansado que estaba. Le hicieron una ecografía para ver si tenía líquido libre y para ver el estado de sus órganos, especialmente los riñones, el hígado, el estomago y el páncreas (los órganos más afectados). Al parecer, el hígado se está empezando a regenerar y los riñones parece que empiezan a trabajar (¡le pudieron quitar la sonda!), pero el páncreas y el estomago siguen mal.

Hoy, sábado 31, Morato ha salido a caminar un poquito (y aguanta un poco más), y los resultados de las pruebas de cada mañana han salido mejor que los de ayer. Morato está luchando por seguir adelante, pero sigue muy débil y sus vómitos y diarreas no paran, pese a los tres medicamentos para no vomitar que le han puesto. Ya no está en estado crítico, pero si con pronóstico reservado, por lo que nos han avisado de que tenemos que estar preparados para todo. Seguiremos informando de su evolución, ¡estamos seguros de que puede con esto!

Morato nos está dando una lección de vida: no deja de luchar y de demostrarnos lo fuerte que es. Por favor, ayúdanos a pagar sus gastos hospitalarios.

Todo el dinero recibido irá para pagar los gastos hospitalarios de Morato (su ingreso en la UVI, la medicación y las pruebas médicas que le hacen cada día).

 

Somos Andrea y Jon, una pareja de 24 y 25 años respectivamente, de Barcelona. Ésta es la primera vez que hacemos un crowdfunding, y lo hemos hecho porque necesitamos ayuda para pagar los gastos médicos de Morato, nuestro perro adoptado hace 6 meses.

Comentarios

Deja un comentario

Colaboradores (16)

anónimo
Anónimo
10/09/19

20€
CGalan96
CGalan96
10/09/19

50€
anónimo
Anónimo
10/09/19

20€
Alejandro
Alejandro
10/09/19

10€
Pol
Pol
10/09/19

Os queremos ❤️
100€
anónimo
Anónimo
10/09/19

5€
anónimo
Anónimo
10/09/19

20€
anónimo
Anónimo
10/09/19

5€
anónimo
Anónimo
10/09/19

10€
anónimo
Anónimo
10/09/19

15€
anónimo
Anónimo
11/09/19

10€
anónimo
Anónimo
11/09/19

30€
anónimo
Anónimo
11/09/19

10€
Alba
Alba
11/09/19

10€
anónimo
Anónimo
12/09/19

50€
Davidvillalta
Davidvillalta
13/09/19

Marta Morallllllllllo
20€