¡Colabora donando y participa en sorteos!

Ayúdame a conseguir una silla de ruedas eléctrica

Rubeno1 IMG_20171216_1324421-e1532679157191 ruben1-e1532679175479

Recaudación de fondos solidarios, para adquirir silla de ruedas eléctrica. No tengo ningún otro medio para ello.

Promovido por: Usuario borrado

Usuario borrado

0 donativos recibidos

0€ recaudados de 3400€

Finalizado
el día 01/10/2018

Hola a todas y todos. Soy Rubén, un pamplonica de 48 años que pide tu ayuda.

Me dirijo a todos pidiendo vuestra colaboración para conseguir una mejora en mi calidad de vida. Como veréis, mi situación no es fácil y vuestra contribución, por pequeña que sea puede ayudarme; y mucho.

Me hallo en silla de ruedas y sin ninguna perspectiva de mejora, al límite, con un pluripatología grave. Y, ni que decir tiene, esa limitación de movilidad supone también un desgaste psicológico muy fuerte.

A lo que aspiro es a poder conseguir una silla de ruedas con motor eléctrico. Simplemente no tengo dinero para comprar una.

Sufro desde hace ya unos años, lo que se conoce como “Claudicación Bilateral”. Dicho de otro modo, al caminar debo pararme, ya que comienzo con terribles dolores en ambas piernas, que me impiden continuar con la marcha.

De un tiempo a esta parte, el problema no ha dejado de agudizarse; actualmente sin silla de ruedas no puedo desplazarme, ni en casa ni fuera de ella. En un principio pensaron que podía tratarse de un problema de obstrucción de arterias, lo que se descartó en las pruebas realizadas en el Complejo Hospitalario de Navarra (de la Sanidad pública): en primer lugar en el Servicio  de Cirugía Vascular; a continuación en el de Traumatología ante la sospecha de que se tratase de un estrechamiento del canal lumbar. También fue descartado después de realizarme una exploración y una resonancia magnética. De ahí pasé al Servicio de Neurología. Más de lo mismo. Tras dos pruebas con corrientes eléctricas para ver cómo se conducían las corrientes por los nervios hasta el cerebro, no encontraron ninguna anomalía. Derivado finalmente a la Unidad del Dolor, encuentran la causa. Se trata de unos llamados Dolores Neuropáticos, cuyo tratamiento es únicamente paliativo y pasa por tomar medicinas. Es decir, no mejoraré nunca y solo puedo aspirar a tener menos dolores, aunque ni eso es seguro.

Mi actual situación ha llegado al punto de tenerlos incluso en reposo. Dependo totalmente de mi pareja para todo. Desde levantarme y acostarme en la cama, pasando por tener que hacerme él absolutamente todo: comida, vestirme, ayudarme a levantarme y llevarme al servicio, colocarme los pañales de noche, etc. Paso el día sentado en el sofá y para salir de casa lo hago en una silla de ruedas manual, que él tiene que empujar (lo que conlleva mi pérdida total de autonomía puesto que soy incapaz de hacer por mí mismo lo más elemental como hacer la compra, la comida, ir a la farmacia a por los medicamentos que necesito, ir al banco, desplazarme al centro de salud, acudir al hospital, etc.).

Además, tengo una incapacidad total permanente concedida, anterior a esto, por varias enfermedades serias:

 –       T.A.G. (Trastorno de Ansiedad Generalizada), diagnosticada desde 1995;

–       Trastorno de la personalidad , sin determinar;

–       Infarto agudo de miocardio en el 2012 con la colocación de 3 STENT (dos en coronaria derecha y una en coronaria descendente anterior);

–       Anginas inestables vasoespásticas;

–       Isquemia crónica distal en pierna derecha, con colocación de STENT en la arteria femoral derecha mediante cateterismo;

–       Ateromatosis generalizada;

–       Hipertensión arterial, diagnosticada a los 21 años;

–       Diabetes Melitius tipo 2;

–       Espondiolistesis  lumbar;

–       Hiperlipemia;

–       Síndrome de Ménière;

–       Incontinencia urinaria;

–       Hipercolesteremia.

Como resultado de todo esto, actualmente estoy tomando 26 pastillas diarias. Y ni que decir tiene que no puedo desarrollar ningún trabajo en estas condiciones.

En definitiva, una silla de ruedas con motor eléctrico no será ni mucho menos el fin de mis problemas pero sí supondrá una grandísima mejora en mi autonomía personal y mi calidad de vida. Gracias por tu ayuda.

Cada euro recaudado será destinado única y exclusivamente a la adquisición de una silla de ruedas eléctrica; te recuerdo que los donativos efectuados desgravan en Hacienda.

El presupuesto para la adquisición de la silla de ruedas específica para mi situación es de 3.168 € (por supuesto que hay modelos mucho más caros)

La necesidad de esta petición de ayuda está avalada por todos los informes médicos que prueban que mis dolencias, desgraciadamente son graves y muy reales. La plataforma ya tiene en su poder el presupuesto de la tienda y el certificado médico.

Una vez que hayamos conseguido entre todos esta suma, me comprometo a colgar la factura así como enviarsela a la plataforma.

Es la primera vez que utilizo esta plataforma. Si hubiese forma de recaudar esos fondos en el entorno familiar y amigos, no estaría enviando el proyecto.

Comentarios

Deja un comentario

Colaboradores (0)