¡Colabora donando y participa en sorteos!

Equipamiento de comunicación para indígenas amazónicos: emergencias sanitarias y vigilancia territorial

lideres-Filadelfial-copia Maes-Lideres-TUMUPE-1 solicitud-filadelfia-1jpg cena-grpo-con-lideres-TUMUPEjpg

Colabora con los Sateré Mawé, indígenas de la Amazonia brasileña para proteger sus gentes y su hábitat con eficacia .

Promovido por: Cristina Alvarez

Cristina Alvarez

72 donativos recibidos

3523€ recaudados de 3000€

Finalizado
el día 12/10/2020

Sateré Mawé es un pueblo indígena de la Amazonia Brasilera. Habitan un territorio demarcado (reconocido legalmente por el gobierno brasileño) de 8.000 km2, situado en la margen derecha del Medio Amazonas,  tienen dos ríos principales (Andira y Marau) y sus afluentes, unas 60 aldeas y 15.000 habitantes. Llamados “hijos del guaraná” el el pueblo que domesticó la planta de guaraná silvestre, creo plantíos controlados y desarrolló un procesamiento de las semillas que da estabilidad a sus propiedades biológicas y a sus efectos físicos. El guaraná es la base de  su mito de origen, el guaraná esta relacionado con su gestión de su territorio, con sus rituales y con su economía, es su esencia identitaria y su patrimonio material y espiritual.

Desde los relatos míticos a su historia mas reciente el control del territorio ha sido un tema central  para los Sateré Mawé. Este celo se reafirma en la década de los 80 debido a una prospección petrolera que causó grandes daños medioambientales y la perdida de vidas y que siguió con un largo proceso judicial internacional. Después  de un periodo de relativa tranquilidad debido al reconocimiento legal de sus tierras, los actuales acontecimientos en la Amazonia brasileña  vuelven a disparar la preocupación de los  lideres indígenas frente a riesgos reales de invasiones. 

Con el objetivo de vigilar las fronteras territoriales  dos grupos de familias del río Marau se desplazaron para crear nuevas aldeas en dos emplazamientos geográficos estratégicos y muy aislados: Filadelfia y Km24. En ambos casos la comunicación es imprescindible  para dar aviso en caso de emergencias, tanto las de seguridad territorial (fuego, invasiones etc.) como las de salud. En toda el área Marau hay instalado un sistema de comunicación por radiofonias, entre 4 polos de salud (donde convergen varias aldeas) y 3 aldeas aisladas, con las instituciones de las ciudades de referencia (Fundaçao Nacional de Saúde y Fundaçao Nacional do Indio).

No existen previsiones prespuestarias para una ampliación de terminales pero si una disposición a incorporarlas (nos han enviado referencias de el modelo multibanda que están utilizando) si tuviesen los equipos instalados ya que se trata de un tema prioritario por el riesgo existente. Filadelfia, la aldea mas nueva (finales 2018) precisa también un motor náutico pequeño, adaptado a tipo de ríos  para instalarlo en la canoa de madera que tienen y que están utilizando a remo en los desplazamientos de enfermos al polo de salud que esta a 3hs de distancia.

Vila Nova II es una aldea grande, central, polo sanitario de referencia y polo político.  Centro neurálgico de las organizaciones sateré del rió Marau y sus afluentes. Desde el mes de abril 2019  están incomunicados porque su equipo de radiofonia se averió sin posibilidades de reparación  ni de reposición por parte de las instituciones.  Esta situación genera graves problemas en toda la articulación logística y sanitaria regional.

Este proyecto para la adquisicion de equipamientos ha sido  una solicitud directa de TUMUPE (Organização Edas Lideranças Satere-Mawe dos Rios Marau,Miriti, Manjuru e Urupadi) en un encuentro que tuvimos en la ciudad de Maués con los líderes Satere Mawé del Marau a principios de septiembre 2019 (foto en anexo), donde además explicaron la situación y la justificación de este pedido a la solidaridad.  En la misma reunión,  fuimos (yo y el grupo de 6 personas que me acompañaban) convidados a visitar ambas aldeas aunque optamos solo por Filadelfia debido a que, pese a la distancia, el acceso era por rió aún navegable en el comienzo de la temporada seca. La aldea km 24, solo accesible selva través, fue descartada debido al escaso tiempo disponible.  En Filadelfia, reunidos con la población, lideres locales, profesor  lideres religiosos (fotos en anexo) se reiteró la solicitud y pudimos constatar de primera mano su absoluta pertinencia.

Solicitud de TUMUPE

  • 2 equipos completos de radiofonia con alimentación fotovoltaica para las aldeas km24 y Filadelfia
  • 1 equipo de radiofonia (no precisa fuente de alimentación) para aldea Vila Nova II
  • 1 motor nautico 8 hp con rabeta para aldea Filadelfia

Muchas gracias por vuestra colaboración.

Dado que el proyecto consiste en la adquisición  de equipamiento, la gestión  y contabilidad de los recursos recaudados es sencilla.

La prestación de cuentas  y transparencia se constatarán por :

Facturas de todos los bienes adquiridos. Si fuera necesario, cambien facturas pro forma comparativas de precios de tres proveedores.
Fotos de los materiales adquiridos.
fotos y filmaciones de la entrega a los lideres indígenas
Carta de recibo detallada de la organización indígena TUMUPE.

Presupuesto

3 equipos de radiocomunicación multibanda  tipo ICOM IC-718 Emisora HF. 675€ x 3 = 2025€
2 equipo de alimentación fotovoltaica 300 €x2= 610€
1 Motor Estacionário Honda GX200HQDBR 6.5CV Gasolina B…R$ 1.553,00= 365€

Total: 3.000 €

Según los precios que hemos levantado hasta la fecha entre proveedores locales y de Barcelona, sería conveniente llevar los equipos de radiocomunicación desde aquí y el resto adquirirlo en Brasil (Manaus)

Soy una médica de 73 años, jubilada desde 2017 que ha trabajado los últimos 30 años en al campo de la salud internacional y cooperación al desarrollo en América Latina y en el África Subsahariana. Mi trabajo ha estado relacionado  con cuidados primarios de salud, gestión de salud a nivel regional, territorial y comunitario, con el control social de las acciones de salud por las organizaciones de base, con la identificación, diseño y elaboración,  gestión, implementación y evaluación de proyectos de salud para el desarrollo y mi experiencia profesional tuvo un amplio espectro de interacciones con organizaciones de base, instituciones locales, españolas e internacionales. Cerré mi actividad profesional en este ámbito con una asistencia técnica durante 4 años en en la FCSAI para el área de salud de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo. 

Debuté en la cooperación con un proyecto de salud que me solicitaron personalmente los líderes Sateré Mawé al final de los 80 y sin duda fue esta experiencia, más que ninguna, la que marcó la hoja de ruta de todos los caminos profesionales y personales que emprendí a partir de entonces. Para responder de forma consecuente con lo que solicitaron aquellos líderes, creamos a comienzos de los 90 una pequeña asociación sin fines de lucro cuyos socios locales fueran los propios indígenas, sin intermediarios y sin tutelas como era lo habitual por entonces. Ellos  y nosotros, mano a mano, codo con codo. Así fue durante 12 años, los mas intensos y fecundos de mi vida, pienso que también para los compañeros con los que compartimos esta experiencia, tanto indígenas como no indígenas.  

Atendiendo a las  prioridades que plantearon los Sateré Mawé, formamos continuada y progresivamente agentes indígenas de salud (45), equipamos aldeas situadas en  sitios estratégicos con medios de comunicación y transporte, desarrollamos iniciativas comunitarias para el saneamiento ambiental con tratamiento de aguas y construcción de letrinas, implementamos acciones de salud dental para los niños/as, fuimos socios de la Fundación Nacional de Salud en todas las campañas de vacunación (tres anuales aldea por aldea),  impulsamos trabajos familiares para la autonomía alimentaria, apoyamos los programas de la asociación de mujeres y de escuelas indígenas. Todas y cada  una de las acciones, de los debates y de la toma de decisiones fueron compartidas con los compañeros indígenas.  Durante 12 años las aldeas fueron nuestro hogar permanente. Esto consolida vínculos personales,  casi familiares, que son los que me unen estrechamente con los Sateré Mawé a pesar de la distancia y el tiempo.

Los proyectos que se sucedieron durante ese periodo fueron financiados por los Ayuntamientos de Logroño, Castelldefels y Barcelona, el Fons Catala de Desenvolupament, la Generalitat de Catalunya, la Diputación de Barcelona y la Agencia Española de Cooperación. Otras aportaciones puntuales provinieron de Manos Unidas, Rotary Club y grupos de trabajo con recaudaciones solidarias (Lleida y Olot) y Bicicletas Solidarias de Vigo. 

En 1999 firmamos un convenio local con la Fundación Nacional do Indio (FUNAI) para asistir la salud de los pueblos indígenas Sateré Mawé y Hexkaryana y en el 2000 ejecutamos un convenio con la Fundación Nacional de Salud, que iniciaba una nueva política nacional para salud indígena, para la implementación del Distrito Sanitario Especial Indigena (DSEI) de Parintins que incluía los Pueblos Sateré Mawé, Hexkaryana, Wai Wai y Zoe.  Finalizado este convenio, en el 2001, cuando el DSEI estaba consolidado y las instituciones brasileñas lo asumieron, cerramos el proyecto y nos retiramos.

Demoré 18 años en regresar… hasta que me jubilé y la nostalgia me lo pedía a gritos. Primero fui sola (agosto 2018), los encuentros de alma son estrictamente personales.   Entré en los dos ríos. Abracé las mismas personas con la misma intensidad que en la despedida. Reconocí entre los adultos, algunos jefxs de aldea, otros profesorxs, otros estudiantxs, cabezas de familia, productorxs, funcionarixs, a los niñxs que chapoteaban en el rio o que pescaban en el igapó. Me reuní con algunos lideres indígenas. TUMUPE (Organização das lideranças Indígenas Satere Mawe dos Rios Marau,Miriti,Urupadi e Manjuru) https://www.facebook.com/tumupe.sateremawe me dieron autorización para visitar una de las aldeas del rio Marau con otras porsonas (con los que realizaría un viaje mas extenso por Amazonia)  para iniciar una experiencia de intercambio cultural que propiciase alianzas y acciones solidarias. En aquella reunión se elaboró un documento de compromisos con una serie de condiciones y objetivos.

El primer grupo llegó en agosto de 2018. En el contexto de un viaje de 20 días al que llamamos Amazonia 7 Sentits destinamos 5 días para visitar y convivir con nuestros anfitriones Sateré Mawé. Conocía muy bien las primeras familias que habitaron  Ilha Miquiles, la aldea donde  nos alojamos. Sabbá el patriarca y padre del jefe de local había sido el coordinador indígena de salud y mi inquebrantable compañero de trabajo durante doce años. La aldea había crecido significativamente, ahora contaba con 170 habitantes  y se había tornado un centro preferente para cursos de formación, encuentros  y asambleas. Sabba y los comanditarios habían construido un puesto de salud, disponían de un bote de aluminio y precisaban un motor náutico para el traslado de pacientes hasta el polo sanitario mas cercano cuando fuera necesario. Asumimos este primer proyecto que compartimos con otros dos grupos que se habían formado para el viaje/experiencia “Amazonia 7 Sentits” del 2019. Entre todos movilizamos las redes de amigos y conseguimos el objetivo.  En agosto de 2019 entregamos los recursos a los lideres indígenas de Ilha Miquiles que adquirieron el motor que fue inagurado  a los pocos días cuando todos ya estábamos en la aldea. Registramos fotos y filmes de cada uno de estos momentos, quedamos con una copia de la factura .Todo lo compartimos con nuestros donantes.

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Colaboradores (72)

anónimo
Anónimo
10/12/19

20€
anónimo
Anónimo
10/12/19

50€
anónimo
Anónimo
10/12/19

30€
jordijoangv
jordijoangv
10/12/19

15€
anónimo
Anónimo
03/01/20

20€
anónimo
Anónimo
14/01/20

20€
anónimo
Anónimo
02/07/20

50€
anónimo
Anónimo
02/07/20

100€
anónimo
Anónimo
02/07/20

20€
anónimo
Anónimo
23/08/20

20€
Berta
Berta
16/08/20

25€
anónimo
Anónimo
16/08/20

10€
anónimo
Anónimo
16/08/20

10€
anónimo
Anónimo
16/08/20

20€
anónimo
Anónimo
16/08/20

5€
anónimo
Anónimo
17/08/20

5€
anónimo
Anónimo
19/08/20

25€
anónimo
Anónimo
20/08/20

20€
anónimo
Anónimo
20/08/20

50€
anónimo
Anónimo
20/08/20

30€
anónimo
Anónimo
20/08/20

20€
anónimo
Anónimo
20/08/20

50€
anónimo
Anónimo
20/08/20

25€
anónimo
Anónimo
21/08/20

50€
anónimo
Anónimo
21/08/20

100€
anónimo
Anónimo
21/08/20

15€
anónimo
Anónimo
21/08/20

25€
anónimo
Anónimo
21/08/20

50€
anónimo
Anónimo
21/08/20

20€
anónimo
Anónimo
25/08/20

100€
anónimo
Anónimo
25/08/20

100€
anónimo
Anónimo
25/08/20

25€
anónimo
Anónimo
25/08/20

20€
anónimo
Anónimo
26/08/20

10€
anónimo
Anónimo
27/08/20

5€
anónimo
Anónimo
28/08/20

100€
anónimo
Anónimo
30/08/20

50€
anónimo
Anónimo
30/08/20

20€
anónimo
Anónimo
01/09/20

50€
anónimo
Anónimo
02/09/20

20€
anónimo
Anónimo
08/09/20

10€
anónimo
Anónimo
09/09/20

20€
anónimo
Anónimo
09/09/20

40€
anónimo
Anónimo
15/09/20

120€
anónimo
Anónimo
18/09/20

200€
anónimo
Anónimo
20/09/20

200€
anónimo
Anónimo
22/09/20

100€
anónimo
Anónimo
30/09/20

50€
anónimo
Anónimo
02/10/20

50€
anónimo
Anónimo
04/10/20

20€
anónimo
Anónimo
05/10/20

5€
anónimo
Anónimo
06/10/20

50€
anónimo
Anónimo
06/10/20

50€
anónimo
Anónimo
06/10/20

100€
Nuria
Nuria
06/10/20

Animo ,ya queda menos!
100€
anónimo
Anónimo
06/10/20

100€
anónimo
Anónimo
07/10/20

15€
anónimo
Anónimo
07/10/20

50€
anónimo
Anónimo
07/10/20

50€
anónimo
Anónimo
07/10/20

200€
anónimo
Anónimo
07/10/20

20€
Annlee
Annlee
07/10/20

158€
anónimo
Anónimo
08/10/20

5€
anónimo
Anónimo
08/10/20

20€
anónimo
Anónimo
09/10/20

150€
anónimo
Anónimo
09/10/20

20€
anónimo
Anónimo
10/10/20

10€
anónimo
Anónimo
10/10/20

50€
anónimo
Anónimo
10/10/20

50€
anónimo
Anónimo
10/10/20

20€
anónimo
Anónimo
10/10/20

40€