¡Colabora donando y participa en sorteos!

Reto INVictus

87384849_2840434039348852_2398561783947198464_n-1 87297644_10220936215971471_3926448033872478208_n-1 87459838_2840434139348842_3265426346242736128_n-1 87268729_10220936215891469_5563772167918714880_n-1

Nuestro objetivo es adquirir una silla adaptada JOËLETTE para un niño llamado Miguel.

Promovido por: Ildefonso

11 donativos recibidos

530€ recaudados de 4500€

Finalizado
el día 28/09/2020

Tras sufrir un ictus en 2017 y encontrarme ya casi recuperado al 100%, me he planteado realizar cada año un reto deportivo con el que ayudar a quien pueda necesitarlo y poder devolver el cariño y apoyo recibido curante mi convalecencia.

EL CAMINO DEL LIMOSNERO, será el reto deportivo que nos plantearemos para 2020. Alejándonos de las competiciones planteamos un reto más personal que además de la carga deportiva conlleva un fondo social y un homenaje a quien persigue sus sueños.

El reto consistirá en recorrer los 260 km que separan Granada de Alpandeire, a pie, en autosuficiencia y en el menor tiempo posible.

El objetivo de este reto es ayudar a Miguel, un jovencito vecino del Valle del Genal con muchísima fuerza y unas ganas enormes de conocer mundo y romper barreras.

Para ayudarle a conseguirlo el dinero recaudado con el reto INVictus 2020 será destinado a comprarle una silla monorueda JOËLETTE. Con ella esperamos que los obstáculos sean mas pequeños y pueda disfrutar junto a su familia del deporte y la naturaleza.

María, madre de Miguel nos cuenta así como es y lo que significa este proyecto para ellos:

Miguel es un niño de 7 años que nació en Ronda y vive en Benadalid, un pueblo de menos de 200 habitantes de la Serranía de Ronda que ha resultado ser el entorno perfecto para crecer y convertirse en un hombrecito fuerte,precioso y plenamente integrado.

Ante todo Miguel es un niño feliz, querido por su familia y por todo el que lo conoce. Es alegre y simpático, agradecido, curioso y que es capaz de hacerte olvidar todos los problemas del mundo, envolviéndote con su brillo y su eterna sonrisa.

Además Miguel padece una discapacidad causada por una alteración genética, una de esas malditas enfermedades raras de las que poco o nada se sabe y sobre las que poco o nada puede hacerse…….de momento.

Esta discapacidad ha hecho de nuestro hijo una persona dependiente en un 93%, necesita de atención y cuidados las 24 horas del día, y aquí están sus padres para hacerlo con amor, ilusión, entrega, valentía y mucha creatividad. Intentamos ante todo estar a la altura de lo que él necesita e limar juntos la mayor parte de barreras y dificultades que este mundo nos pone a diario por delante.

Inventamos “artilugios” para poder recorrer caminos, conocer con él nuestro entorno, nuestro valle….pero tenemos límites, Miguel se hacer grande y las cosas se nos quedan pequeñas.

A través de una amiga geóloga que además padece una enfermedad que limita su autonomía física, tuvimos conocimiento de la silla Joelette, una silla adaptada que guiada por dos personas, es capaz de facilitar a la persona con movilidad reducida su acceso por caminos y veredas que de otro modo serían totalmente inaccesibles. La silla Joelette nos encantó, nos pareció un caramelito a tener en cuenta por si alguna vez nos tocaba la lotería o algo por el estilo, porque Miguel necesita tantas cosas que nosotros como padres de clase obrera tenemos que priorizar. Terapias, medicamentos, aparatos adaptados, adaptaciones en casa, coche para poder transportarlo,….por eso cosas como la Joelette han de ponerse en la cola de estas prioridades.

Como la vida a veces es maravillosa y te pone delante oportunidades a medida, apareció nuevamente Yudith e Ildefonso, dos buenas personas, deportistas, inquietos y amantes del Valle y su gente. Nos contaron su proyecto solidario, nos explicaron los fines y nos preguntaron si nuestro hijo necesitaba algo en los que ellos pudiesen ayudarnos y claro, a mi se me vino a la cabeza la sillita que nos abriría las puertas de muchos senderos y caminos que dan forma a la Comarca, todos esos a los que no podemos llegar con nuestro hijo y estamos seguros que va a disfrutar como loco. Así que esta fue nuestra propuesta, podemos intentarlo……

Les agradecemos enormemente que se hayan acordado de nosotros de nuevo, que con la ilusión, cariño y entrega que le ponen a sus proyectos, quieran ademas avivar las ilusiones y los sueños de otros. Gracias a personas como ustedes, algunas batallas resultan mucho más llevaderas.

Gracias además a todos y todas los que forman parte de esta idea y a todo el que de una u otra manera colabora con este proyecto.

El objetivo del reto es comprar una silla adaptada Joelette, para Miguel, un pequeño vecino del Valle del Genal.

El importe de la silla y los gasto de gestion del proyecto ascienden a 4500 € y ese es el total que nos gustaria recaudar. los gastos de realizar el  reto los cubriremos los deportistas implicados en el mismo, asi qu los donativos seran destinados integramente al proyecto.

Aunque no somos una plataforma ni asociación, el reto INVictus empezo a realizarse en 2019, en esa ocasión recaudamos casi 3000 € que fueron destinados a la ASOCIOCIÓN DEBRA, para ayudar a familias y niños que sufren la Piel de Mariposa.

Comentarios

Deja un comentario

Colaboradores (11)

anónimo
Anónimo
25/02/20

10€
anónimo
Anónimo
25/02/20

10€
anónimo
Anónimo
25/02/20

10€
Josejimera
Josejimera
25/02/20

Muchos ánimos para Miguel y familia.
20€
anónimo
Anónimo
25/02/20

20€
anónimo
Anónimo
25/02/20

50€
anónimo
Anónimo
01/03/20

20€
anónimo
Anónimo
05/03/20

10€
Quebrantahuesos
350€
anónimo
Anónimo
31/03/20

10€
Raul
Raul
31/03/20

Vamos, entre todos se puede!!!
20€