Qué tipo de proyecto crear en Kukumiku

Luis Sobre Kukumiku 0 Comments

¡Compartir es Vivir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Otra de las novedades que ofrece kukumiku.com es la flexibilidad y variedad de tipos de proyecto que se pueden crear en la plataforma.

Como ya hemos comentado en otra ocasión, hasta ahora la mayoría de webs de crowdfunding solidario se han centrado en reproducir el modelo tradicional de crowdfunding mediante el cual se marca un objetivo económico concreto y una fecha límite para conseguirlo.

“Para conseguir grandes logros hacen falta dos cosas: un plan y falta de tiempo” (Leonard Bernstein)

 

Este modelo es muy exitoso y tiene infinidad de ventajas, decía Leonard bernstein, y no le falta razón, que “para conseguir grandes logros hacen falta dos cosas: un plan y falta de tiempo”. Así han sido posibles grandes logros y avances, y en ello reside parte del éxito de las campañas de crowdfunding, pero en ocasiones esta fórmula no se adapta de forma ideal a la naturaleza de determinados proyectos solidarios que quieren participar en el crowdfunding solidario o de donación.

Por eso en Kukumiku nos adaptamos a las necesidades de los proyectos solidarios y ofrecemos la posibilidad de crear 4 tipos de proyectos diferentes en lo que respecta al objetivo. Se trata de una decisión importante que puede llegar a ser clave a la hora de conseguir el objetivo.

4 tipos de proyectos

A continuación te explicamos cada uno de ellos con sus ventajas y desventajas para ayudarte a elegir el que más se ajuste a tus necesidades.

Aclaración de conceptos antes de empezar:

Cuando hablamos de tipos de proyectos nos referimos solo a las variables objetivo económico y fecha límite. Evidentemente todos los proyectos que participan en la plataforma deben ser de carácter solidario o social. Y todos deben tener un objetivo, ya sea ayudar a una persona o a un colectivo y obviamente deben necesitar recaudar dinero para llevarlo a cabo.

Cuando decimos “con objetivo económico concreto” o “sin objetivo económico concreto” se refiere en términos estrictamente de la campaña crowdfunding a si se necesita recaudar una cifra económica concreta o no  .

Cuando decimos con fecha límite o sin fecha límite, se refiere en términos estrictamente de campaña de crowdfunding así se va a marcar una fecha, día y hora límite concreta para dejar de recaudar.

 

1. Con objetivo económico concreto y fecha límite concreta

Se establece una cantidad concreta para recaudar y una fecha límite para conseguirlo.   Este es el modelo tradicional de crowdfunding. Es el ideal cuando se necesita una cantidad concreta que sin ella no se puede realizar el proyecto y además si tiene una fecha límite para poder conseguirlo.

Ejemplos: Se necesitan 50.000€ para un tratamiento médico urgente y se tiene 3 meses para conseguirlo, necesito 5000€ para construir un pozo de agua y necesito conseguirlo antes de 3 meses…etc

Ten en cuenta que otra de las novedades de kukumiku es que cuando la gente hace donaciones a proyectos con objetivo económico concreto y fecha límite concreta tiene la opción de elegir si quiere entregar el dinero aunque el proyecto no consiga el objetivo (se hace el cobro al momento) o de lo contrario solo quiere entregar el dinero si el proyecto consigue el objetivo (se hace el cobro al conseguir el objetivo, o si no, no se cobra). Habrá gente que quiera donar igualmente aunque no se consiga el objetivo para al menos ayudar a conseguirlo de otra forma pero también habrá aquellos que si no se consigue el objetivo opten por no entregar el dinero porque pueden pensar que no tiene sentido o desconfien del uso que se le va a dar.

Ventajas:

Es el modelo más conocido. como decía Bernstein, el factor tiempo es un aliciente muy importante para motivar la colaboración. Sobretodo cuando falta poco tiempo para llegar a la fecha límite. En estos casos ha quedado demostrado que se consigue movilizar más a la gente ya que tendemos a ser más partidarios de hacer un último esfuerzo. El típico ahora o nunca.

Por otro lado, marcar un objetivo concreto también anima a participar al existir una meta clara a la que debemos llegar y además en clave de transparencia genera confianza en los donantes. Saben que si hay un objetivo significa que hay un presupuesto establecido, saben exactamente en qué se va a gastar el dinero recaudado y tienen la opción de obtener el dinero de vuelta si no se consigue el dinero suficiente para llevarlo a cabo.

En cuanto al promotor del proyecto, esta opción le permite asegurarse de que si no consigue el objetivo no tiene la obligación llevarlo a cabo y evita verse con el agua al cuello.

Desventajas:

Tratándose de proyectos solidarios es evidente que cualquier ayuda por pequeña que sea es bienvenida. Por lo tanto si nos marcamos un objetivo muy grande y no conseguimos alcanzarlo dentro de un límite de tiempo concreto existe la posibilidad que no obtengamos parte de la recaudación obtenida. Todo dependerá de cuánta gente ha decidido no donar en caso de no que no se consiga el objetivo.

 

2. Con objetivo económico concreto pero sin fecha límite concreta

Se establece una cantidad concreta a recaudar pero sin fecha límite para conseguirlo. Es decir, la campaña de crowdfunding finaliza cuando se consigue el objetivo económico marcado. Este tipo es el ideal cuando necesitas una cantidad concreta y sin ella no puedes realizar tu proyecto pero no tienes excesiva prisa o urgencia por conseguirlo y puedes esperar hasta que consigas la recaudación.

Ejemplos: Se necesitan 50.000€ para un tratamiento médico y cuando se consiga se llevará a cabo. Necesito 5000€ para construir un pozo de agua y cuando lo consiga lo construiré…etc

Ventajas:

La principal ventaja de este tipo es que ofreces la seguridad y transparencia que genera tener un objetivo económico concreto. Necesitas una cantidad concreta y justificas directamente por qué y en qué lo vas a gastar.

Pero además, al no establecer fecha límite para conseguirlo, tienes más tiempo y no te arriesgas a no conseguirlo por falta de tiempo o quedarte a las puertas.

Y al igual que en el anterior. Si no consigues la recaudación no tienes el compromiso y la obligación de llevarlo a cabo.

Desventajas:

Por otro lado, al no tener una fecha límite, el factor emergencia que moviliza a la gente pierde fuerza. Sigues teniendo una meta concreta que anima a conseguirla pero no incentiva tanto como si también hubiese un plazo para conseguirlo.

Al igual que en el anterior tipo, al tener objetivo concreto, la gente tendrá opción de optar por no donar si no se consigue el objetivo y por lo tanto no se les cobrará nada hasta que no se llegue al objetivo. En este caso, al no tener fecha de finalización, si se alarga en el tiempo se corre el riesgo de que más gente pueda optar por esta opción. O no tal vez no.Todo es muy relativo.

 

3. Sin objetivo económico concreto pero con fecha límite concreta

Se pretende recaudar lo máximo posible durante un tiempo determinado. Es decir, la campaña finaliza en una fecha concreta y cuanto más se recaude durante ese tiempo mejor. Este es el tipo ideal cuando quieres recaudar dinero, y cuanto más recaudes mejor, pero tienes una fecha límite en la que quieres o tienes que utilizar el dinero recaudado y en lo que vas a utilizar el dinero no te exige una cantidad concreta. No es lo mismo recaudar para construir un pozo, que necesitas una cantidad concreta o no podrás hacer el pozo que si vas a llevar medicinas, que recaudes lo que recaudes podrás llevarlas.

Ejemplos: Se van a llevar medicinas a un hospital de África dentro de 2 meses y cuanto más dinero se recaude más medicinas se llevarán. Vamos a ir a un campamento de refugiados dentro de 3 meses y cuanto más recaude más podré ayudar. Unos novios quieren recaudar dinero con motivo de su boda y todo lo que recauden lo entregarán a una ONG el día después de su boda…etc

Ventajas:

La principal ventaja de este tipo es que no estás obligado a conseguir una cantidad concreta para que tu campaña tenga éxito. Evidentemente cuanto más recaudes mejor. Pero si por ejemplo pretendes llevar medicinas a un lugar, si recaudas 1.000€ llevarás medicinas por valor de 1.000€ y si consigues 5.000€ pues llevarás medicinas por valor de 5.000€.

Además tienes tiempo limitado y eso genera el impulso del factor emergencia del que habla Bernstein y hará que la gente que quiera colaborar tenga que hacerlo durante un tiempo determinado o no podrá hacerlo.

Desventajas:

Por otro lado, aunque sí tenemos fecha límite, no tenemos una cifra concreta o una meta económica clara y se puede perder parte del atractivo psicológico que eso genera.

Además, en este caso, al no tener objetivo concreto tampoco te guardas la espalda en caso de no conseguir una mínima recaudación y si por ejemplo tenemos pensado desplazarnos a un lugar para entregar medicinas y nuestra recaudación ha sido bastante floja, seguiremos estando comprometidos a llevar aunque sea lo poco que hemos conseguido.

Y en el caso contrario, puede que consigas recaudar demasiado y verte sobrepasado para llevarlo a cabo. Por ejemplo, si recaudas medicinas no es lo mismo llevar 1.000€ en medicinas que llevar 50.000€. Esto no debería ser exactamente un problema pero conviene tenerlo en cuenta y tener un plan para todas la hipótesis posibles, tanto de una recaudación modesta como de una en la que te puedas ver sobrepasado. En estos casos, conviene explicar lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer en la página del proyecto dependiendo de la recaudación que consigas.

 

4. Sin objetivo económico concreto ni fecha límite concreta

Se pretende recaudar lo máximo posible sin fecha límite concreta. Es decir, necesitas recaudar dinero para algún proyecto o causa solidaria pero de forma sostenida en el tiempo o que no sabes hasta cuando va a ser necesario. Es el ideal para asociaciones, fundaciones u ONGs que se dedican a una causa o varias y necesitan recaudar de forma sostenida en el tiempo o que cuando terminan un proyecto comienzan con otro..etc

Ejemplos: Una asociación de ayuda a los refugiados necesita dinero pero no sabe cuánto ni hasta cuando porque la causa para la que recaudan no depende solo de ellos. Lo mismo un día les llegan 100 personas a las que atender que lo mismo la semana siguiente aparecen 1000. Por eso la necesidad de fondos es constante y variable asi como el acceso a los mismos no puede esperar a llegar a una fecha límite concreta ya que lo necesitan más o menos dependiendo de las circunstancias. O por ejemplo una protectora de animales, necesita fondos para el cuidado de sus instalaciones y de sus animales pero se trata de una labor que se mantiene en el tiempo…etc.

Ventajas:

La principal ventaja de este tipo es que puedes recibir fondos de manera constante y acceder a ellos de manera flexible sin la rigidez que dan el hecho de tener un objetivo concreto o una fecha límite concreta.

Es otra de las novedades que ofrece Kukumiku, por primera vez asociaciones tienen a su disposición una plataforma donde recaudar fondos de manera permanente y junto con la posibilidad de que los donantes se hagan socios facilita el flujo de recaudación constante y mantenida en el tiempo.

Este tipo de proyecto es el ideal para asociaciones y el ideal para acceder a parte de las donaciones de los socios de kukumiku ya que si saben que vas a estar de manera permanente tenderán más a colaborar con tu proyecto si les interesa. Puede que ya sean socios de tu asociación pero puede que lo sean de otra y al tener la posibilidad de distribuir sus fondos entre varias en una sola plataforma opten por repartir y hacerlo a la tuya también.

Desventajas:

Siguiendo la misma línea, evidentemente una de las desventajas es que se carece del poder movilizador que da tener una meta económica concreta o una fecha límite para conseguirlo.

Además, en este caso, no tener ni objetivo ni fecha límite, no significa que no se debe mostrar para qué se utiliza el dinero. Los donantes deberán tener información y actualizaciones para poder tener confianza y seguridad en que sus donaciones se están utilizando para aquello para lo que se les pidió.

Por eso, para salvaguardar la transparencia y la confianza de los donantes este tipo de proyectos solo podrá ser llevado a cabo por asociaciones, fundaciones, u ONGs que estén debidamente inscritas, su labor reconocida y sus cuentas sean transparentes y accesibles.

 

CONCLUSIÓN

 

Si todavía tienes dudas sobre qué tipo de proyecto se ajusta mejor a tus características no te preocupes. Es todo muy relativo. Las ventajas y desventajas mencionadas son solo a modo orientativo basándonos en la lógica, la tendencia y el funcionamiento general del crowdfunding, pero no significa en ningún momento que se vayan a cumplir.

Elegir el tipo de proyecto, aunque es importante no es determinante. Lo verdaderamente importante será siempre lo capaz que seas de sensibilizar a la gente con lo que vas a hacer, la confianza y la transparencia que les ofrezcas y sobretodo la difusión y el alcance que consigas.

Puede que optes por salir con objetivo concreto y fecha límite para contar con el factor psicológico que anima a la gente a participar pero al final si el proyecto no les motiva, tu información no les genera confianza o ni siquiera consigues que lo conozcan de poco servirá.

Además ten en cuenta que en kukumiku existe la posibilidad de realizar sorteos solidarios que son una excelente herramienta para impulsar tanto la difusión como la recaudación. Y puede que no tengas fecha límite pero puedes crear un sorteo que tenga fecha límite o límite de participantes y así consigas impulsar y movilizar a los donantes para que den el paso.

En cualquier caso, no te preocupes, esta información es orientativa y cuando decidas crear un proyecto contarás con el asesoramiento del equipo de kukumiku.com que te ayudará y aconsejará para que puedas tomar la mejor decisión.

 


¡Compartir es Vivir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

Deja un comentario